Estatutos

TÍTULO I
TÍTULO II
TÍTULO III
TÍTULO IV
TÍTULO V
TÍTULO VI
TÍTULO VII
DISPOSICIONES

TÍTULO I

CAPITULO 1: Fines de la Asociación.

ARTICULO 1.- La Asociación de Periodistas de Albacete, fundada
el día 3 de diciembre de 1968,es una entidad profesional sin ánimo de lucro constituida al amparo de la Ley 19/1077, de 1 de abril, y conforme a la regulación del Real Decreto 873/77, de 22 de abril, que agrupa a los periodistas que desarrollan su actividad profesional en la provincia de Albacete. Está encuadrada en la Federación Regional de Asociaciones de la Prensa de Castilla La Mancha y en la Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE) tiene los siguientes fines:

A.- La defensa de la libertad de expresión para propiciar una información veraz, responsable y pluralista, de acuerdo con lo dispuesto en la Constitución Española.
B.- Velar por los intereses éticos y materiales de carácter general de la profesión periodística.
C.- Procurar la elevación social, técnica y económica de los profesionales del periodismo.
D.- Organizar y atender aquellos servicios de asistencia sanitaria, cultural y corporativa que puedan contribuir a la mejora de la vida de los periodistas.

ARTICULO 2.- La Asociación de Periodistas de Albacete, aunque integrada en la Federación Regional de Asociaciones de la Prensa de Castilla La Mancha y la Federación de Asociaciones de Periodistas de España, conserva su propia autonomía funcional, independencia patrimonial y capacidad jurídica.
Su domicilio social se encuentra en Albacete, calle Pérez Galdós, 26-1º Dcha. O2004. Los cambios de domicilio, si se producen, se comunicarán a la Oficina Pública de Registro.

TÍTULO II

CAPITULO 1: De los asociados

ARTICULO  3.- La Asociación de Periodistas de Albacete como organización profesional, acogerá a cuantos periodistas con residencia y ejercicio profesional en la provincia lo soliciten por escrito y reúnan los requisitos establecidos en los presentes estatutos.

ARTICULO 4.- Podrán pertenecer a la Asociación de Periodistas de Albacete, los periodistas. A tal efecto se considera periodista a quien está en posesión de un titulo (licenciatura u otro para el que se requiera estar en posesión de una licenciatura) expedido por una Facultad de Periodismo, Ciencias de la Información o denominación equiparable de cualquier Universidad Española, así como a quien posea el titulo de periodista expedido por las extintas escuelas de periodismo. Y quienes con anterioridad a la aprobación de estos Estatutos estén inscritos en el registro de la FAPE.
ARTICULO 5.- Son deberes de los socios: Aceptar y cumplir los estatutos de la Asociación, pagar las cuotas y las aportaciones que se acuerden en Asamblea a propuesta de la Junta Directiva.

ARTICULO 6.- Los asociados procedentes de otras asociaciones de la prensa y colegios profesionales deberán reunir para ingresar en la Asociación de Periodistas de Albacete, los requisitos generales exigidos por ésta para quienes deseen ingresar como socios.
Igualmente, los asociados procedentes de otros países deberán acreditar su preparación académica, su ejercicio profesional en Albacete y su experiencia periodística.

CAPITULO 2.- Deberes y derechos de los asociados.

ARTICULO 7.- Por el hecho de serlo, los asociados tienen derecho a presentar iniciativas a la Asamblea General y a la Junta Directiva, elegir y ser elegidos  miembros de la Junta Directiva, utilizar los servicios e instalaciones comunes de la asociación, participar en los actos comunitarios y obtener información sobre la marcha de la entidad.
Son derechos de los socios:
A.- Ser electores y elegibles para ocupar cargos en la Asociación.
B.- Formar parte de la Asamblea General con voz y voto.
C.- Disfrutar de las ventajas correspondientes derivadas de la actividad de la Asociación.

D.- Para ingresar en la Asociación es indispensable solicitarlo por escrito a la Junta  Directiva, que lo aceptará o denegará explicando los motivos de su decisión al interesado.
La condición de asociado se perderá:
A.- A petición del interesado.

B.- Por falta de pago de seis mensualidades y tras haber recibido el aviso pertinente.
C.- Por expulsión aprobada en la Asamblea General a propuesta de la Junta Directiva.
D.- Por traslado fuera de la provincia de Albacete, aunque la Asociación de Periodistas de Albacete mantendrá como socios a aquellos que soliciten de forma voluntaria mantenerse en su seno.

ARTICULO 8.- Los jubilados o profesionales que se encuentren en situación de desempleo podrán pertenecer a esta Asociación siempre que estén inscritos en el registro profesional de periodistas.

TÍTULO III

CAPITULO 1.- Órganos  de gobierno

ARTICULO 9.- Los órganos de gobierno de la Asociación de la Prensa-Periodistas de Albacete, de modo ordinario son: La Asamblea General y la Junta Directiva. De modo extraordinario y limitado en el tiempo podrá funcionar una comisión gestora que se hará cargo del gobierno de la Asociación en los supuestos de dimisión o cese de la Junta Directiva en pleno.

ARTICULO 10.- La Asamblea General como órgano supremo de gobierno de la Asociación podrá tomar acuerdos obligatorios para todos los asociados. Cuantos pertenecen a la entidad tienen el derecho de asistir a sus asambleas con voz y voto. Igualmente les asiste el derecho de iniciativa, previo conocimiento de la directiva.

ARTICULO 11.- Las asambleas generales podrán ser ordinarias y extraordinarias.
Será ordinaria la que obligatoriamente se celebren anualmente, y extraordinarias todas las demás. En las asambleas generales, la Junta Directiva informará de su gestión para que los reunidos se manifiesten en cada asunto, según estime más conveniente la colectividad. En la Asamblea Ordinaria anual, la directiva presentará un estado de situación de los fondos y la memoria de su gestión, dándose cuenta asimismo de las altas y bajas habidas en el ejercicio.

ARTICULO 12.- En las asambleas generales extraordinarias se podrán tratar únicamente los asuntos para los que sean convocadas. Corresponden a las asambleas generales extraordinarias los siguientes asuntos.
A.- Aprobación de nuevos estatutos o reforma de los vigentes.
B.- Compra, venta, permuta o aceptación del capital social.
C.- Todo aquello que por propia iniciativa estime la Junta Directiva.

ARTICULO 13.- También será convocada Asamblea General Extraordinaria para tratar un asunto concreto, cuando los soliciten por escrito dirigido a la Junta Directiva, la mitad más uno de los asociados. Las asambleas convocadas por iniciativa de la Junta Directiva podrán celebrarse cualquiera que fuera el número de asistentes.
Las convocadas a petición de los socios necesitan para su celebración la presencia, al menos, de un número de asistentes igual a la mitad más uno de los asociados.

ARTICULO 14.- Tanto en las asambleas ordinarias, como en las extraordinarias, la Junta Directiva comunicará con la debida antelación las convocatorias oportunas, en la que expresará los puntos que han de ser objeto de la reunión. La ordinaria se convocará con la antelación de diez días y las extraordinaria al menos diez días antes, salvo aquellas que la Junta Directiva considera urgentes, para las que el plazo será de cuarenta y ocho horas.

ARTICULO 15.- En las asambleas la dirección de los debates estará a cargo de la presidencia siguiendo el orden establecido en la convocatoria. Las votaciones podrán hacerse de viva voz o mediante voto secreto. Todo asociado tiene derecho a hacer constar en acta su voto particular, razonado, en cualquier asunto que lo desee.

ARTICULO 16.- La Asamblea General tiene potestad par promover una moción de censura exponiendo los motivos, contra la Junta Directiva, siempre y cuando la propuesta esté avalada por la mitad mas uno de los asociados.

TÍTULO IV

CAPITULO 1

ARTICULO 17.- El gobierno, la representación y administración de la Asociación de Periodistas de Albacete compete a su Junta Directiva, en virtud de la delegación electoral de la Asamblea General.

La Junta Directiva se compondrá de un presidente, un vicepresidente, un secretario, un tesorero y tantos vocales como se estimen necesarios, y tendrá un mandato de tres años. Al presidente la sustituirá el vicepresidente en casos de ausencia o enfermedad. Al vicepresidente, el secretario, el tesorero y los vocales, por orden correlativo. El presidente no podrá ser elegido por más de dos mandatos consecutivos. Por lo tanto, el mandato de la presidencia se limita a seis años.
Para optar a la presidencia será requisito indispensable tener una antigüedad mínima de seis años como socio de número.
ARTICULO 18.- Los cargos directivos serán elegidos en Asamblea  Extraordinaria por mayoría de votos en elección libre y secreta. Cualquier socio puede postularse para ocupar un puesto en la directiva. También pueden presentase candidaturas cerradas. Si concurriesen más de una, se celebraría la oportuna votación entre los socios presentes. Si no existieran, se votaría cargo a cargo.


ARTICULO 19.-
 La Junta Directiva quedará validamente constituida cuando concurran al menos la mitad de sus miembros, y siempre que se encuentren entre los asistentes el presidente, el vicepresidente y el secretario. En caso de ausencia de éste último, podrá ser sustituido por un componente de la Junta, que hará sus funciones.
La Junta Directiva se reunirá en sesión ordinaria, como mínimo una vez al mes y siempre que se considere oportuno.
Los acuerdos adoptados se reflejarán en actas que serán públicas y reflejadas en el correspondiente de libro. Los miembros de la Junta Directiva podrán solicitar que conste en acta su voto a favor o en contra de los acuerdos adoptados.

ARTICULO 20.- El presidente ostentará la representación oficial y legal de la Asociación, y tendrá facultad para intervenir en todos los asuntos, siendo de su incumbencia especial:

  1. Cuidar del cumplimiento de estos Estatutos y de los acuerdos adoptados.
  2. Autorizar las actas y certificaciones con su visto bueno.
  3. Fijar el orden del día para la Asamblea General Ordinaria o sesiones de la Junta Directiva, presidiendo los debates y decidiendo con su voto de calidad los casos de empate.
  4. Suscribir los contratos a nombre de la Asociación, u otorgar poderes a favor de terceros, formular reclamaciones de carácter judicial, administrativo o contencioso administrativo y toda clase de peticiones ante autoridades u organismos.

ARTICULO 21.- El vicepresidente colaborará con el presidente, sustituyéndole en caso de ausencia, enfermedad, vacante o delegación expresa.

ARTICULO 22.- Serán funciones del secretario:

  1. Redactar la memoria que será aprobada por la Junta Directiva, y de la que dará cuenta en Asamblea General Ordinaria.
  2. Extender y firmar las convocatorias para las asambleas y sesiones de la directiva, preparando la documentación pertinente y redactando las actas de las reuniones.
  3. Llevar un registro en el que consten los nombres y los domicilios de los asociados.
  4. Despachar de acuerdo con el presidente la correspondencia oficial, así como custodiar los sellos y todos los documentos del archivo social.

E) Estampar su firma en toda clase de documentos oficiales.
F) Inspeccionar y vigilar la actuación del personal y los servicios de secretaria, elevando a la directiva las sugerencias o propuestas que procedan.

ARTICULO 23.- Son funciones del tesorero.

  1. Tener a su cargo los fondos de la Asociación, justificando el estado de cuentas ante la Asamblea, con carácter anual y ante la Junta Directiva, siempre que sea requerido por ésta.
  2. Llevar un estado de cobro de cuotas de los asociados, un registro de entrada y salida de fondos, y el de cuentas con las entidades financieras. Toda extracción de fondos exigirá firmas del presidente o vicepresidente y del tesorero o secretario.
  3. Confeccionar el presupuesto anual de gastos e ingresos fijos y presentarlo a la Asamblea General Ordinaria.
  4. Redactar los estados de caja y ordenar los pagos que acuerde la Junta Directiva.

CAPITULO 6.- La comisión gestora

ARTICULO 24.- De forma extraordinaria funcionará la comisión gestora, que asumirá las funciones de la Junta Directiva de acuerdo con lo previsto en éstos estatutos, bien por dimisión de aquella o porque haya sido cesada por la Asamblea General Ordinaria.
La comisión gestora estará formada por cuatro socios en ejercicio designados mediante sorteo por la Asamblea General. Estará presidida por el miembro de mayor edad, desempeñando las funciones de secretario el de menor edad.
La comisión gestora se reunirá al día siguiente de tener conocimiento de la dimisión o cese de la Junta Directiva y fijará el plazo para la convocatoria de elecciones, que no podrá exceder de treinta días.

TÍTULO V

CAPITULO 1.-Infracciones y Sanciones

ARTICULO 25.- La condición de miembro de la Asociación de la Prensa-Periodistas de Albacete se puede perder por los siguientes supuestos:

  1. Por voluntad del interesado.
  2. Por fallecimiento.
  3. Por falsear algún documento de los presentados al solicitar ser admitido en la Asociación.
  4. Por resolución de la Junta Directiva ratificada por la Asamblea General Ordinaria, cuando el interesado haya incurrido el falta grave,

ARTICULO 26.- Serán consideradas faltas graves las siguientes.

  1. Incumplir los deberes fijados por la deontología periodística en el ejercicio de la profesión.
  2. No pagar las cuotas sociales durante seis mensualidades.
  3. Cuantas actuaciones fueran consideradas como tales por la Junta Directiva, en acuerdo motivado.

TÍTULO VI

CAPITULO 1.-Activos y recursos económicos de la Asociación.

ARTICULO 27.- Constituyen el activo de la Asociación los bienes muebles e inmuebles de su propiedad, los valores que tenga depositados en los bancos, los saldos activos que existan a su nombre en entidades bancarias o de crédito, y en general, cualquier otro bien propiedad de la Asociación.

ARTICULO 28.- La Asociación de la Periodistas de Albacete cuenta, para atender a sus fines, con los siguientes recursos.

  1. El importe de las cuotas de sus asociados.
  2. El producto de los bienes de toda índole, así como cualquier otro recurso legal que sirva para cumplir sus objetivos.

TÍTULO VII

CAPITULO 1.-De la disolución de la Asociación.

ARTICULO 29.- La disolución de la Asociación de la Prensa-Periodistas de Albacete podrá ser adoptada por acuerdo de la Asamblea General Ordinaria convocada exclusivamente para este fin con diez días de antelación por lo menos, con la máxima publicidad posible y previa citación expresa de todos los asociados. No podrá acordarse la disolución de la Asociación cuando a ello se opongan el veinticinco por ciento de los asociados.

ARTICULO 30.-Acordada reglamentariamente la disolución de la Asociación, se constituirá una comisión liquidadora compuesta por el presidente, secretario, tesorero y tres asociados, expresamente designados por la Asamblea General Ordinaria, dejando de existir en este momento la Junta Directiva como tal.
Dicha comisión formará el inventario y valoración de todos los bienes de la entidad, que serán enajenados. El producto así obtenido, más el que resultase de la conversión en metálico de los valores existentes, servirá para pagar las obligaciones que aparezcan en contra de la Asociación. Si queda algún remanente, la Asamblea General Ordinaria determinará su mejor empleo.

DISPOSICIONES

PRIMERA.- La aprobación y puesta en vigor de los presentes estatutos implica la anulación de todas las disposiciones establecidas por otros anteriores.
SEGUNDA.-A partir de la aprobación de estos Estatutos, todos los asociados quedan sujetos a cuanto en ellos se prescribe.
TERCERA.- La reforma total o parcial de los presentes Estatutos, únicamente podrá efectuarse a propuesta de la Junta Directiva, por la Asamblea Extraordinaria. Para llevar a cabo cualquier reforma, se nombrará una comisión de revisión y reforma, la cual únicamente actuará como mera comisión informadora y estará formada por un mínimo de tres asociados.
CUARTA.-La Asociación de Periodistas de Albacete contempla la posibilidad de que otras asociaciones de periodistas se vinculen a ella. Los interesados de las asociaciones y organizaciones vinculadas podrán obtener el carné de la FAPE, únicamente cuando estén en posesión de la titulación exigida en el Artículo 4 de los presentes estatutos.

Código Deontológico

Preámbulo

En el marco de las libertades civiles consagradas en la Constitución, que constituyen la referencia necesaria para una sociedad plenamente democrática, el ejercicio profesional del Periodismo representa un importante compromiso social, para que se haga realidad para todos los ciudadanos el libre y eficaz desarrollo de los derechos fundamentales sobre la libre información y expresión de las ideas.

Como su sujeto e instrumento de la libertad de expresión, los periodistas reconocen y garantizan que su ejercicio profesional es el cauce de manifestación de una opinión pública libre dentro del pluralismo de un Estado democrático y social de Derecho.

Pero los periodistas, también, consideran que su ejercicio profesional en el uso y disfrute de sus derechos constitucionales a la libertad de expresión y al derecho a la información, está sometido a los límites que impidan la vulneración de otros derechos fundamentales.

Por ello, a la hora de asumir estos compromisos, y como verdadera garantía que ofrece a la sociedad española, a la que sirve, la profesión periodística entiende que le corresponde mantener, colectiva e individualmente, una intachable conducta en cuanto se refiere a la ética y la deontología de la información. Los periodistas, integrados en la Federación de Asociaciones de la Prensa de España, se comprometen con la sociedad a mantener en el ejercicio de su profesión los principios éticos y deontológicos que le son propios.

En su virtud, la Asamblea General de la Federación de Asociaciones de la Prensa de España (*) promulga los siguientes principios y normas deontológicas de la profesión periodística:

I – PRINCIPIOS GENERALES

1. El Periodista actuará siempre manteniendo los principios de profesionalidad y ética contenidos en el presente Código Deontológico, cuya aceptación expresa será condición necesaria para su incorporación al Registro Profesional de Periodistas y a las Asociaciones de la Prensa federadas.

Quienes con posterioridad a su incorporación al Registro y a la correspondiente Asociación actúen de manera no compatible con estos principios, incurrirán en los supuestos que se contemplen en la correspondiente reglamentación.

2. El primer compromiso ético del periodista es el respeto a la verdad.

3. De acuerdo con este deber, el periodista defenderá siempre el principio de la libertad de investigar y de difundir con honestidad la información y la libertad del comentario y la crítica.

4. Sin perjuicio de proteger el derecho de los ciudadanos a estar informados, el periodista respetara el derecho de las personas a su propia intimidad e imagen, teniendo presente que:

a) Solo la defensa del interés público justifica las intromisiones o indagaciones sobre la vida privada de una persona sin su previo consentimiento.

b) En el tratamiento informativo de los asuntos en que medien elementos de dolor o aflicción en las personas afectadas, el periodista evitará la intromisión gratuita y las especulaciones innecesarias sobre sus sentimientos y circunstancias.

c) Las restricciones sobre intromisiones en la intimidad deberán observarse con especial cuidado cuando se trate de personas ingresadas en Centros hospitalarios o en instituciones similares.

d) Se prestará especial atención al tratamiento de asuntos que afecten a la infancia y a la juventud y se respetará el derecho a la intimidad de los menores.

5. El periodista debe asumir el principio de que toda persona es inocente mientras no se demuestre lo contrario y evitar al máximo las posibles consecuencias dañosas derivadas del cumplimiento de sus deberes informativos. Tales criterios son especialmente exigibles cuando la información verse sobre temas sometidos al conocimiento de los Tribunales de Justicia.

a) El periodista deberá evitar nombrar en sus informaciones a los familiares y amigos de personas acusadas o condenadas por un delito, salvo que su mención resulte necesaria para que la información sea completa u equitativa.

b) Se evitará nombrar a las víctimas de un delito, así como la publicación de material que pueda contribuir a su identificación, actuando con especial diligencia cuando se trate de delitos contra la libertad sexual.

6. Los criterios indicados en los dos principios anteriores se aplicarán con extremo rigor cuando la información pueda afectar a menores de edad. En particular, el periodista deberá abstenerse de entrevistar, fotografiar o grabar a los menores de edad sobre temas relacionados con actividades delictivas o enmarcables en el ámbito de la privacidad.

7. El periodista extremará su celo profesional en el respeto a los derechos de los mas débiles y los discriminados. Por ello, debe mantener una especial sensibilidad en los casos de informaciones u opiniones de contenido eventualmente discriminatorio o susceptibles de incitar a la violencia o a prácticas humanas degradantes.

a) Debe, por ello, abstenerse de aludir, de modo despectivo o con prejuicios a la raza, color, religión, origen social o sexo de una persona o cualquier enfermedad o minusvalía física o mental que padezca.

b) Debe también abstenerse de publicar tales datos, salvo que guarden relación directa con la información publicada.

c) Debe, finalmente, y con carácter general, evitar expresiones o testimonios vejatorios o lesivos para la condición personal de los individuos y su integridad física y moral.

II – ESTATUTO

8. Para garantizar la necesaria independencia y equidad en el desempeño de su profesión, el periodista deberá reclamar, para sí y para quienes trabajen a sus órdenes:

a) El derecho a unas dignas condiciones de trabajo, tanto en lo que se refiere a la retribución, como a las circunstancias materiales y profesionales en las que debe desempeñar su tarea.

b) El deber y el derecho de oposición a cualquier intento evidente de monopolio u oligopolio informativo, que pueda impedir el pluralismo social y pollítico.

c) El deber y el derecho de participación en la empresa periodística, para que se garantice su libertad informativa de manera compatible con los derechos del medio informativo en que se exprese.

d) El derecho a invocar la cláusula de conciencia, cuando el medio del que dependa pretenda una actitud moral que lesione su dignidad profesional o modifique sustantivamente la línea editorial.

e) El derecho y el deber a una formación profesional actualizada y completa.

9. El periodista tiene derecho a ser amparado tanto en el marco de su propia empresa como por las organizaciones asociativas o institucionales, frente a quienes, mediante presiones de cualquier tipo, pretendan desviarle del marco de actuación fijado en el presente Código Deontológico.

10. El secreto profesional es un derecho del periodista, a la vez que un deber que garantiza la confidencialidad de las fuentes de información.

Por tanto, el periodista garantizará el derecho de sus fuentes informativas a permanecer en el anonimato, si así ha sido solicitado. No obstante, tal deber profesional podrá ceder excepcionalmente en el supuesto de que conste fehacientemente que la fuente ha falseado de manera consciente la información o cuando el revelar la fuente sea el único medio para evitar un daño grave e inminente a las personas.

11. Corresponde al periodista vigilar escrupulosamente el cumplimiento por parte de las Administraciones Públicas de su obligación de transparencia informativa. En particular, defenderá siempre el libre acceso a la información proveniente o generada por aquéllas, a sus Archivos o Registros Administrativos.

12. El periodista respetará y hará respetar los derechos de autor que se derivan de toda actividad creativa.

III – PRINCIPIOS DE ACTUACIÓN

13. El compromiso con la búsqueda de la verdad llevará siempre al periodista a informar sólo sobre hechos de los cuales conozca su origen, sin falsificar documentos ni omitir informaciones esenciales, así como a no publicar material informativo falso, engañoso o deformado. En consecuencia:

a) Deberá fundamentar las informaciones que difunda, lo que incluye el deber que contrastar las fuentes y el de dar la oportunidad a la persona afectada de ofrecer su propia versión de los hechos.

b) Advertida la difusión de material falso, engañoso o deformado, estará obligado a corregir el error sufrido con toda rapidez y con el mismo despliegue tipográfico y/o audiovisual empleado para su difusión. Asimismo difundirá a través de su medio una disculpa cuando así proceda.

c) Asimismo, y sin necesidad de que los afectados acudan a la vía judicial, deberá facilitar a las personas físicas o jurídicas la adecuada oportunidad de replicar a las inexactitudes de forma análoga a la indicada en el párrafo anterior.

14. En el desempeño de sus obligaciones profesionales, el periodista deberá utilizar métodos dignos para obtener la información, lo que excluye los procedimientos ilícitos.

15. El periodista reconocerá y respetará a las personas físicas y jurídicas su derecho a no proporcionar información, ni a responder a las preguntas que se les formulen, sin perjuicio del deber profesional de atender el derecho de los ciudadanos a la información.

16. Con las mismas excepciones previstas para el secreto profesional, el periodista respetará el off the record cuando haya sido expresamente invocado o se deduzca que tal fue la voluntad del informante.

17. El periodista establecerá siempre una clara e inequívoca distinción entre los hechos que narra y lo que puedan ser opiniones, interpretaciones o conjeturas, aunque en el ejercicio de su actividad profesional no está obligado a ser neutral.

18. A fin de no inducir a error o confusión de los usuarios, el periodista está obligado a realizar una distinción formal y rigurosa entre la información y la publicidad.

Por ello, se entiende éticamente incompatible el ejercicio simultaneo de las profesiones periodísticas y publicitarias.

Igualmente, esta incompatibilidad se extenderá a todas aquellas actividades relativas a la comunicación social que supongan un conflicto de intereses con el ejercicio de la profesión periodísticas y sus principios y normas deontológicas.

19. El periodista no aceptará, ni directa ni indirectamente, retribuciones o gratificaciones de terceros, por promover, orientar, influir o haber publicado informaciones u opiniones de cualquier naturaleza.

20. El periodista no utilizará nunca en beneficio propio las informaciones privilegiadas de las que haya tenido conocimiento como consecuencia del ejercicio profesional. En particular, el periodista que habitual u ocasionalmente informado sobre asuntos financieros estará sujeto a las siguientes limitaciones:

a) No podrá utilizar en su propio beneficio económico datos financieros de los que tenga conocimiento antes de su difusión general, ni podrá tampoco transmitir tales datos a terceros.

b) No podrá escribir sobre acciones o valores en los que tenga un interés financiero significativo propio o de sus familiares.

c) No podrá negociar de ningún modo acciones o valores, sobre los que tenga intención de escribir en un futuro próximo.

(*) hoy “Federación de Asociaciones de Periodistas de España”

Sección

Decálogo

Decálogo elaborado por la Asociación de Periodistas de Albacete y enviado a las distintas instituciones, entidades y convocantes de ruedas de prensa en general, para que se mejore el trato que, con frecuencia, reciben los periodistas de Albacete.

1.- PUNTUALIDAD EN LAS COMPARECENCIAS Y RUEDAS DE PRENSA.

Los cinco minutos de cortesía son deseables, pero con frecuencia tenemos esperar un cuarto de hora o más, y eso nos obliga a llegar tarde a las convocatorias siguientes. Comenzar las ruedas de prensa antes de tiempo, tampoco es recomendable.

2. – PREGUNTAS EN LOS ACTOS PÚBLICOS A LOS QUE SE NOS COVOQUE:
Las ruedas de prensa sin preguntas o meros discursos sin opción a que podamos preguntar son cada vez más habituales sin permitirnos desarrollar correctamente , nuestro trabajo . Si el acto tiene otro formato, como firma de un protocolo, intervención abierta a los medios, entrega de premios, etc, convendría facilitar un espacio breve antes del comienzo para que podamos interpelar a los personajes que acuden sin esperar al final.

3. – LIMITAR LA ATENCIÓN INFORMAL, DE PIE Y DE FORMA MULTITUDINARIA, A
LOS CASOS EN QUE SEA IMPRESCINDIBLE.
A pesar de que las plantillas de trabajadores son cada vez más reducidas, los canutazooscontinúan siendo incómodos e impiden prestar la atención deseable a las preguntas y respuestas que se producen. Se pueden habilitar mesas de sonido para que no tengamos que apiñarnos de esa forma, a riesgo de agravar nuestras contracturas de espalda, o tendinitis. Para los cámaras también es difícil esquivar las cabezas de los compañeros. Todos salimos perjudicados.

4. – ESFUERZO DE SÍNTESIS:
Aunque hay ruedas de prensa en las que se ofrece mucha información, la mayoría podrían despacharse en menos tiempo; habría que pedir a nuestros interlocutores que procurasen abreviar. Así se dejaría más tiempo para el turno de preguntas. Y parte de los datos se pueden adjuntar en un dossier, para aquellos que tengan interés o más espacio para publicarlos.

5. – RESPONDER A LAS PETICIONES DE INFORMACIÓN EN TIEMPO Y FORMA:

 Incluso si se deniega una entrevista, o no se nos puede ofrecer un dato, merecemos una respuesta. No se nos puede dejar en la incertidumbre, pendientes durante horas de una contestación o llamada. Puede haber muchas situaciones especiales, claro está, pero necesitamos saber a qué atenernos.

6. – OFRECER INTERLOCUTORES ALTERNATIVOS:
Así habría más variedad de caras, voces y argumentos en nuestros medios. está claro que a algunas cuestionas deben responder los principales responsables de la institución, pero otras veces pueden delegar en técnicos, con la supervisión pertinente.

7. -OFRECER ESPACIOS ADECUADOS PARA EL TRABAJO DE LOS PERIODISTAS,
TÉCNICOS DE SONIDO O REPORTEROS GRÁFICOS:

Necesitamos lugares dignos para poder trabajar. A veces terminamos en una esquina, en lugares sin visibilidad, porque se nos ubica tras las cámaras de TV. Otras, nos vemos obligados a tomar notas de pie durante muchos minutos o a estar incluso por los suelos, y es inaceptable. Hay que cuidar las tomas de sonido y habilitar tarimas amplias para los trípodes. De lo contrario no podemos ofrecer informaciones de calidad.

8. – TOMA DE IMÁGENES Y/O SONIDO EN ALGUNOS ACTOS:

Facilitar la toma de recursos, fotografías o cortes de voz en algunos actos que luego prosiguen a puerta cerrada puede dar mucho juego y facilitarnos enormemente nuestra labor. Hablamos de reuniones, juicios, visitas especiales a centros, recibimiento a personajes… No acudimos a esos actos porque no tengamos otra cosa que hacer o por gusto: es porque tienen interés informativo y debería ser más fácil tener acceso a ellos.

9. – CONVOCATORIAS CON ANTELACIÓN SUFICIENTE Y A HORAS PRUDENTES:


Parece casi inevitable que muchas ruedas de prensa y actos se solapen entre sí, pero las peores convocatorias son las que empiezan a partir de las 12,30 y con retraso. O las de última hora de la tardePara radios y televisiones, e incluso para los periódicos, son horas conflictivas porque están demasiado próximas al cierre de los informativos o la emisión. También es necesario que se convoque al menos con 24 horas de antelación, para poder organizarnos, y reflejar el asunto a tratar, para conocer el interés que puede suscitar la convocatoria.

10. – PRENSA DIGITAL:

La crisis económica ha llevado a muchos profesionales a emprender medios de comunicación digitales que, a pesar de pagar sus cuotas de autónomos y declarar el IVA correspondiente, se enfrentan a una competencia desleal provocada por blogs y webs que, fraudulentamente, pretenden equiparar su función a la de un trabajo periodístico serio y riguroso. Las instituciones y colectivos deben restringir sus informaciones y permitir su acceso exclusivamente a profesionales que acrediten el desarrollo de la actividad con todos sus permisos correspondientes y necesarios.